28 jul. 2008

"Mi asombro no fue tan grande porque me respondió sino porque recordé que yo ya no era una niña y eso era verdaderamente extraño. Sin embargo, todo parecía maravilloso a mi alrededor. Recordé que hacía sólo un momento había sentido un gran aburrimiento y ahora todo era divertido. Miré a lo lejos y vi que llegaban hasta nosotros los demás invitados, cada uno de los cuales llevaba dos alas en la espalda" (Una fiesta en el país de flores de lavanda" -Paula Varela).

3 comentarios:

Nuria Diaz dijo...

muy lindos

Romina Berenice Canet dijo...

dan ganas de saltar ahí dentro como mary poppins

diana-. dijo...

qué bueno lo de saltar dentro...
qué bueno que guste.